Fija un estándar alto para tu negocio y no lo abandones nunca !!!

Un negocio necesita aspirar hacía la excelencia. No se trata de una visión romántica de llevar un negocio sino es más bien una necesidad para sobrevivir.

Por muy bien que quieras hacer las cosas. Tarde o temprano meterás la pata. En esos momentos debes analizar que estás haciendo mal exactamente para eliminar el problema desde la raíz.

Es el primer paso que tienes que dar hacía la excelencia. Es menos complicado de lo que piensas llegar a ese punto una vez que hayas llegado. Es mucho más complicado mantenerse porque requiere disciplina.

Un estándar alto para tu negocio te asegura que incluso la mayoría de tus clientes más complicados y exigentes salgan satisfechos. El resto siempre te perdonará y dirá “no pasa nada”, cualquiera puede cometer un error. Justo ahí está el problema.

Meter la pata y tener la suerte de topar con un cliente agradable nos hará pensar que no es tan importante mantener un estándar tan alto de calidad. Igual estamos malgastando el dinero porque estamos haciendo más de lo necesario.

Es una trampa porque tu negocio dependerá de la suerte de no topar con el cliente “pesadilla” que te recuerde de forma dolorosa por qué definiste ese nivel alto de excelencia.

No es cuestión de cumplir con el nivel de exigencia del cliente con el que das en ese momento porque muchas veces se conforman con menos. Es más bien cuestión de cumplir con tu propio estándar alto de exigencia porque sabes que dar menos es quedarte por debajo de tus posibilidades.

Únicamente aquellos negocios que ponen sus propias exigencias por encima de las del mercado podrán triunfar a largo plazo. El resto siempre dejará hueco para un competidor que tenga el hambre de rellenar ese hueco que ellos están dejando.

Recuerda que no es cuestión de satisfacher al cliente más exigente con el que te topas en uno de diez casos. Es más bien una estrategia de supervivencia para superar las expectativas del cliente y hacerlo increíblemente complicado para cualquier competir estar a tu nivel.

Nosotros funcionamos en alti-bajos. Lo alcanzamos y lo abandonamos continuamente. Es muy complicado mantener un nivel muy alto pero hay que recordar que más que una opción es una obligación para estar ahí cuando el mercado se vuelva incluso más competitivo.

Si la montaña que subes te parece cada vez mas imponente, es que la cima esta cada vez mas cerca !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *